Noticias | Críticas de Cine

Críticas de cine

'El jugador de ajedrez': Una lección de humanidad

La humanidad y sensibilidad del director idealiza a los personajes pero sin lesionar el drama bélico
12-05-2017 07:36
0 votos
Un momento de 'El jugador de ajedrez' Youtube

Un momento de 'El jugador de ajedrez' Youtube

Eleva la categoría de un director, Luis Olivares, que solo había hecho un largometraje para el cine, el modesto e irregular 'Pata negra', que fue precisamente su ópera prima en 2001, certificando que tiene en su código de barras virtudes suficientes para llegar bastante más lejos y rodar con más asiduidad.

Entregado por entero a la pequeña pantalla en los últimos 16 años, donde lo mejor que ha hecho fue un emotivo y notable telefilm, 'El ángel de Budapest', basado en una historia real de salvamento de judíos en la Hungría de la segunda guerra mundial similar a 'La lista de Schlinder', su regreso al cine hay que considerarlo oportuno y un acierto.

Aunque ambientada en la guerra civil española y, sobre todo, en la segunda guerra mundial, su punto de vista es distinto al habitual y se impregna a menudo de un humanidad y de una sensibilidad más que loables. Lo único que se le puede reprochar es que tiene tendencia a idealizar los personajes, lo que motiva que algunos puedan perder algo de credibilidad, pero no hasta el punto de lesionar el relato.

'El jugador de ajedrez' sostiene, sin duda, el peso de la cinta, un drama bélico que adquiere momentos de indudable impacto. Se llama Diego Padilla y es un profesional muy destacado del tablero que consigue en 1934 ganar el campeonato nacional, abriéndose unas enormes posibilidades de futuro.

Unas expectativas que, por desgracia, frustró primero la contienda española, que pudo en gran parte evitar trasladándose a Francia con su esposa y su hija, y después la mundial, que le llevó a ser encarcelado durante años por la SS víctima de una falsa acusación de espionaje. Solo su maestría moviendo torres, alfiles, caballos y peones, que sorprendió gratamente a un oficial nazi, el coronel Maier, evitó primero su fusilamiento y más tarde que fuese puesto en libertad cuando la suerte de la guerra estaba echada.

Con unos comienzos algo blandos, que nos muestran a un protagonista que reniega de la política, la película va creciendo de forma significativa partir de la aparición de la periodista gala y del estallido bélico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Deja tu comentario
Según ha confirmado el actor Mark Hamill en una entrevista, George Lucas tenía otros planes [..]
Deja tu comentario
A pesar de su mala fama, Jar Jar Binks no es el personaje menos querido de la saga
Deja tu comentario
El actor reconoce que siente "veneración" por la película que rodó Robin Williams en 1995
Deja tu comentario
Un cine de California sufre fallos técnicos e indigna a quiénes acudieron a ver la nueva película [..]