Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito de Alicante impulsa la primera modificación del Presupuesto de 2021 con el único apoyo de Vox

La Junta de Gobierno aprueba el proyecto, que incluye iniciativas que superan en total los 38 millones de euros y que se incluirá en el orden del día del Pleno de mayo - El PSOE, que se abstuvo en el Presupuesto, asegura que no tiene decidido aún el voto y que estará condicionado a una futura reunión con Ciudadanos

Sánchez y Barcala, en una imagen reciente ALEX DOMINGUEZ

El bipartito de Alicante ya ha lanzado el primer cambio del Presupuesto municipal, a través de una modificación de créditos que incluye proyectos con un presupuesto total de 38,1 millones de euros. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado hoy el expediente, que se llevará a Comisión de Hacienda este viernes y se prevé incluir en el orden del día del Pleno de mayo, previsto para el 27 de mayo.

La propuesta, por ahora, solo cuenta con el respaldo del grupo municipal de Vox, que sería suficiente para superar el trámite plenario la próxima semana. Los socialistas aseguran que su voto no está definido y que todo queda pendiente de una reunión con Ciudadanos, que sigue sin producirse pese a estar solicitada públicamente hace semanas para hacer seguimiento del pacto presupuestario entre ambos grupos. Unidas Podemos y Compromís tampoco tienen intención, por ahora, se respaldar al equipo de gobierno en la modificación del Presupuesto. Ambas critican, además, la falta de diálogo por parte del gobierno municipal de Barcala, que anunció una segunda ronda de contactos con los grupos de la oposición que no se ha llegado a producir. Al menos, por el momento.

Esta primera modificación de créditos sobre las cuentas de 2021 contempla financiación para proyectos como la remodelación del frente litoral Puerto-Ciudad (500.000 euros), el parque de PAU 2 (220.000 euros), remodelación de la calle San Mateo (250.000 euros) y la urbanización de la parcela para la futura Comandancia de la Guardia Civil de Rabasa (800.000 euros), además de la reurbanización de la avenida Ramón y Cajal (495.000 euros) y la pasarela del Castillo de San Fernando (280.000 euros). También se incluye presupuesto para otras actuaciones como la renovación del césped en instalaciones municipales (600.000 euros), el asfaltado de partidas rurales (800.000 euros) y la reparación de daños causados por la DANA de septiembre de 2019 (473.000 euros), junto a la regeneración de plazas como Nueva y Montañeta (150.000 euros), del parque de Virgen del Remedio (118.000 euros) y El Palmeral (120.000 euros), además del inicio de la peatonalización del Centro Tradicional (250.000 euros). En total, proyectos, entre los previstos y algunos que ya se están terminando de ejecutar (como las obras en Padre Esplá), con un valor que supera los 38 millones de euros. En la planificación plurianual, el montante va más allá de los 50 millones, entre lo contabilizado en esta modificación de créditos y otras pendientes para 2022 y 2023.

Tras la junta de gobierno de esta mañana, el socialista Miguel Millana ha explicado que su grupo no tiene aún decidido el voto, tras abstenerse en el Presupuesto. "Queda pendiente de una reunión con Ciudadanos, y para nada está garantizada la abstención. Tenemos que ver que se cumpla el acuerdo de Presupuestos firmado por Ciudadanos. Lo que ha hecho Barcala es contraprogramar nuestra propuesta y sin tener en cuenta las iniciativas para impulsar la recuperación económica que proponemos", señaló Millana a preguntas de este diario, después de que el portavoz del equipo de gobierno, Antonio Manresa, expresara el deseo del bipartito de no contar solo con el aval de Vox: "Los grupos nos hicieron llegar sus propuestas y hay algunas de ellas incluidas en esta modificación. Entendemos que una abstención del PSOE sería un buen gesto para este esfuerzo inversor". 

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos, Xavier López, lamenta la falta de voluntad negociadora del gobierno local. "Envié un mensaje a la concejala de Hacienda la pasada semana pidiéndole una reunión urgente. Aún no me ha contestado. Queremos conocer los detalles de la modificación. Nuestro voto no puede ser favorable ni una abstención porque no sabemos nada. Está claro que el bipartito no tiene interés en llegar a acuerdos".

Desde Compromís, Natxo Bellido asegura que Alicante tiene un "bipartito negacionista del diálogo, de la búsqueda de consensos y así es muy complicado llegar a acuerdos". "Debemos volver a denunciar que el gobierno de derechas no ha negociado con Compromís, ni con el resto de la oposición progresista, ya que solo negocian con los ultras que son los nuevos socios de Barcala ante la descomposición de Ciudadanos. Estamos ante una modificación presupuestaria políticamente cobarde que no se atreve a movilizar el total de recursos económicos del remanente municipal a causa de la incapacidad demostrada del Bipartito para ejecutar inversiones en la ciudad", según Bellido.

Compartir el artículo

stats