Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lucía Galán: «Es inadmisible que una escuela infantil impida llevar leche materna»

Pediatras, matronas y grupos de lactancia recuerdan que la OMS recomienza la lactancia exclusiva hasta los seis meses

Leche materna almacenada en un hospital. | EFE

La situación vivida por la madre de un bebé de cuatro meses a la que se impidió llevar su leche a una escuela infantil municipal de Alicante ha suscitado la unánime indignación de pediatras, matronas y grupos de lactancia. Todos defienden el beneficio de la leche materna, sobre todo en bebés por debajo de los seis meses, y ven incoherente que una escuela infantil ponga impedimentos a este tipo de alimentación.

«Parece mentira que a estas alturas de la vida, cuando todos conocemos los beneficios de la lactancia, se pongan este tipo de excusas», lamenta Monte Angulo, matrona del Hospital de Sant Joan y presidenta del Colegio de Enfermería de Alicante. Esta profesional no comprende cómo la escuela infantil «podía admitir otro tipo de productos, entre ellos la leche artificial, y en cambio rechazar la materna, sobre todo en el caso de un niño tan pequeño». Por encima de todo, añade, «debe prevalecer el derecho del niño y la postura de los padres» a la hora de escoger su alimentación.

También para la pediatra Lucía Galán esta situación «es inadmisible», máxime si el bebé además tiene cuatro meses, «edad en la que su único alimento es justamente ese, la leche materna, siguiendo además las recomendaciones oficiales de todos los organizamos nacionales e internacionales incluida la OMS».

También por parte de la Asociación Española de Pediatría, que en el año 2012 dejó claro que llevar la leche materna a estos centros es seguro con la elaboración de un protocolo para la alimentación con leche materna en las escuelas infantiles.

Galán muestra su solidaridad con la madre afectada, porque «bastante duro es tener que dejar a tu hijo con cuatro meses en una escuela infantil como para que encima no nos faciliten mantener una lactancia materna que, no en pocos caso, ha costado conseguir».

Por su parte, Aurora Peñalver, presidenta de la Asociación de Pediatría Extra hospitalaria, recuerda que llevar a las escuelas infantiles la leche materna «es una opción segura y beneficiosa para el niño». Recuerda esta profesional que la OMS y otras organizaciones aconsejan la lactancia exclusiva hasta los seis meses. «Teniendo en cuenta que la baja maternal es hasta los cuatro meses, ¿qué pueden hacer las madres que tienen que llevarlos a guardería en los siguientes dos meses si se supone que no pueden comer otra cosa?», se pregunta.

«No hay riesgo de contagio de covid a través de la leche materna»

Grupos de apoyo a la lactancia, como Lactalicante, recuerdan que a pesar de la pandemia, la leche materna es totalmente segura para los bebés, por lo que esta situación no debe ser excusa para que en las escuelas infantiles se prohíba introducir este alimento. «Los estudios han demostrado que no hay presencia del virus en la leche materna. Todo lo contrario, sí se ha demostrado que hay anticuerpos neutralizantes cuando las madres han sido vacunadas y se los pueden pasar a sus bebés», señala Julia Farnós, presidenta de Lactalicante.

Farnós aplaude que el Ayuntamiento haya sido tan rápido en reaccionar y que ya se haya firmado un protocolo para cambiar la situación. Recuerda que otras comunidades autónomas, como Madrid o Cataluña, «hace tiempo que tienen ya protocolos». La presidenta de Lactalicante sostiene que la conservación y manipulación de la leche materna en las escuelas infantiles es sencilla, «sólo hace falta una nevera, que la leche vaya perfectamente rotulada, y un calienta biberones».

Compartir el artículo

stats