Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los jubilados empiezan a recibir las acreditaciones del Imserso y podrán solicitar vacaciones a partir del día 14

Las reservas al programa del termalismo se retrasa hasta el 31 de diciembre para los turnos a partir de febrero

Jubilados haciendo gimnasia en la playa de Levante de Benidorm en 2019

El Imserso ha retrasado hasta el próximo día 31 de este recien iniciado diciembre la apertura del plazo de presentación de solicitudes para solicitar plazas (200.000 en toda España) para participar en el programa de termalismo que se desarrolla en todos turnos, entre febrero y agosto de 2022 para las plazas solicitadas a a partir del 31 y entre septiembre y diciembre para los viajes solicitados a partir del 15 de mayo de 2022. Mientras continúa el goteo de cierres de hoteles por temporada y el próximo 1 de eneo en la provincia habra 80 hoteles cerrados, sesenta en Benidorm. Por otro lado, el Imserso ha comenzado a enviar esta semana a los jubilados las cartas en las les que comunica su acreditación como beneficiarios del programa informándoles que podrán comenzar a solicitar las plazas a partir del 14 de este diciembre.

En el caso de los jubilados alicantinos, estos podrán hacerlos en las agencias de viajes o de forma telemática en las páginas de los touroperadores Turismo Social y Mundiplan dos días más tarde, a partir del día 16. La cantidad a abonar para la reserva en firme es de 30 euros en el caso de destinos de playa y 40 euros para el resto de los viajes. Los beneficiarios con derecho a una bonificación del 50% deberán abonar como reserva 15 euros. Si transcurridos cinco días después de la reserva no se paga el total del viaje, este se perderá.

Sigue sin resolverse, por otro lado, el tema de los precios con los hoteles. La patronal Hosbec estalló la semana pasada acusando al Ministerio de Asunto Sociales de hundir el programa, después de haber constatado que este ha terminado adjudicándose a la baja con una quita de 20 millones de euros, que ahora, según la patronal, el adjudicatario pretende cargárselo a los hoteles ofertando precios entre 22,5 y 23,5 euros por persona/día por la pensión completa, y no los 25 euros que figuraba en el pliego de condiciones.

Más de 60 hoteles de la provincia ya han cerrado sus puertas hasta la próxima primavera, muchos de ellos trabajaban hasta ahora con los turistas del Imserso. No salen las cuentas porque, además, la temporada se ha reducido a tres meses después de conocerse que los viajes subvencionados no arrancarán hasta finales de febrero de 2022 y en junio cambia la temporada. Este periódico ha querido conocer la valoración de Mundiplan, pero no ha contestado.

Hosbec denuncia que el sector vuelve a ser maltratado y humillado en un programa de vacaciones de mayores del Imserso que «está siendo un desastre en su gestión desde el primer momento. No sólo el Imserso y sus responsables han desoído cualquier reivindicación, legítimamente y económicamente argumentada, sino que también hicieron oídos sordos a los consejos que los empresarios pusieron encima de la mesa sobre plazos en la licitación en base a las experiencias anteriores». Por su parte, la propia Generlaitat Valenciana ha reclamado al Imserso una reacción para dignficar el programa.

Compartir el artículo

stats