Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carrillo adelanta a Benedetto

Francisco les dio la oportunidad de reivindicarse ante los dos atacantes titulares en Liga

Carrillo es felicitado por el gol y Benedetto llega por detrás LOF

El Elche ganó en Copa. «Era nuestra obligación», decía el nuevo entrenador, Francisco Rodríguez. Pasó el trámite. 0-2 ante un Tercera RFEF. Había que hacerlo. Pero tampoco es que brillara. Ni mucho menos. Durante el primer tiempo estuvo desaparecido. A veces, contra las cuerdas. Varias manos milagrosas de Casilla salvaron la situación. Y, eso sí, una actitud de lucha que hacía tiempo no se veía, salvo en Pamplona en la jornada en la que el vestuario estaba huérfano de técnico titular.

Francisco dio muchas oportunidades. También es propio de la Copa. Repartir esfuerzos, no sobrecargar a los que juegan domingo, permitir que los que menos juegan cojan ritmo... Muchos aprovecharon la ocasión. Otros, no tanto. Aparte del guardameta, con una actuación que es probable que vuelva a abrir el debate sobre la portería, hubo jugadores de campo que, además de dejárselo todo, tuvieron el acierto necesario para conseguir la victoria.

Entre todos, sin duda, brilló con luz propia el delantero Guido Carrillo. Se reivindicó como el gran atacante que es, un goleador con gran olfato y colocación, contundente de cabeza, y muy guerrero en la primera línea defensiva del equipo, la que conforman los delanteros. Carrillo adelantaba así a su compañero Darío el «Pipa» Benedetto en la lucha por la titularidad.

Y es que el «Pipa» tuvo una tarde de ingrato recuerdo a nivel personal. Y no es que no lo intentara. Trabajó, pero sin resultados. Bregó, pero falló mucho más que acertó.

Minuto 28. Primer córner a favor del Elche. Benedetto acaba en el suelo. Se queja de un golpe en la cara. Nadie lo ve. Minuto 40. Segundo remate flojo del argentino desde fuera del área. El portero lo detiene sin problema. Poco antes lo había intentado, pero ese fue flojísimo.

Minuto 42. Barragán ve a Carrillo bien posicionado. Le manda un centro desde lejos del área que el delantero acierta en rozar para acabar de despistar al guardameta del Leioa. Primer gol. Abierta la lata. Ya se puede jugar, en el lodazal vizcaíno con más tranquilidad.

Pere Milla, en Vizcaya LOF

El segundo tiempo comienza con una ocasión de Carrillo. Omnipresente y mordaz en sus remates. Mientras, Benedetto sigue despistado corriendo de un lado a otro. Y poco después de la reanudación, en el 9, falta sobre Piatti. Muy activo, por cierto. Y muy fuerte en los balones divididos. Un clase adaptado al medio. Saca Gumbau. Tiene calado a Guido Carrillo que, de cabeza, perfora la red. Segundo. Ya tiene un doblete. Pero quiere más. Dos minutos después, un gran pase de Pere Milla al área lo remata de nuevo el argentino pero un defensa saca el bien dirigido balón in extremis. Casi. Otra vez llevando peligro.

Al margen, el delantero catalán formaba en el centro del campo por la derecha en el 1-4-4-2 con el que casi siempre juega Francisco. Menos oportunidades rematadoras para él, pero Milla demostró en todo momento estar totalmente enchufado.

Primeros cambios en el 63. La delantera no se toca. Dos minutos después, Benedetto la pierde en una contra no demasiado complicada. En el 70, falla Pere Milla. Se precipita en el momento del remate, que podía haber sido muy claro dos metros más adelante, y para fácil el portero. Precipitación propia de ser la primera que tiene.

Minuto 75. Nueva contra desaprovechada por el Pipa. Dos después, falla en un mano a mano con el portero, aunque hay fuera de juego. Otros dos más tarde, buenísima oportunidad, lleva ventaja en el contragolpe. Vuelve a fallar.

A uno del final. Nuevo contraataque. Benedetto dirige el balón por delante del defensa y encara meta rival. Se frena. Pierde la ventaja que llevaba en carrera. Intenta un pase. Interceptado por la defensa.

El desánimo se tornó, por momentos, en frustación. Darío Benedetto, atacante titular al principio de LaLiga, autor de dos goles muy importantes para el Elche en el campeonato de la regularidad, no podía con la defensa y el portero de un equipo de la antigua Preferente. Y en su cara y en sus gestos se reflejó el enfado, la desesperación, el hartazgo.

Ahora, aunque las estadísticas sigan diciendo que el «Pipa» está por encima de Carrillo en la mayoría de clasificaciones -para empezar lleva dos tantos en Liga por cero de su compañero-, el doblete copero y la actitud de uno y otro sobre el campo pueden ser determinantes para que Carrillo sea el nuevo tercer delantero del Elche y le dispute la titularidad a Lucas Pérez para hacer pareja con Boyé.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats