Miércoles, 12 Diciembre 2018

Noticias | Gastronomía

¿Cuántos hidratos de carbono puedes comer sin engordar?

Conoce esta sencilla prueba con la que podrás saber cuánta pasta, arroz o pan puedes tomar a diario
18-06-2018 17:21
0 votos
Los carbohidratos no engordan a todo el mundo por igual Getty Images

Los carbohidratos no engordan a todo el mundo por igual Getty Images

Los carbohidratos son unos de los primeros alimentos que se restringen cuándo uno está a dieta, sin embargo, pocos saben que la tolerancia de cada persona a los hidratos de carbono es completamente diferente y a unas personas engordan más que a otra, así que quizá tú puedas comer más pasta, arroz o pan de lo que imaginas sin arruinar tu 'operación bikini'.

¿Cómo saber si puedes comerlos sin engordar? Pues, según explica el genetista Sharon Moalem en su libro 'The DNA Restart', con una sencilla prueba que puedes hacerte tú mismo en casa en menos de 30 segundos en la que solo necesitarás una galleta sin sal tipo 'cracker'.

En el documental de la BBC 'La verdad sobre los carbohidratos', el doctor Alexander van Tulleken, puso a prueba 'el test del cracker' con varios estudiantes.

Repartió una galleta sin sal tipo 'cracker' y les hizo masticarla durante 30 segundo. Pidió que fueran levantando la mano según notasen que la galleta era dulce. En 17 segundo un estudiante aseguró que él ya lo había notado pero otros no notaron ningún cambio incluso pasados los 30 segundos.

Galletas tipo 'cracker'

Según el doctor, las personas que notan el cambio de sabor pronto tienen una alta concentración de enzimas amilasas en la boca que dividen las grandes moléculas de almidón en otras más pequeñas de azúcar, lo que supone que pueden comer hidratos de carbono sin tener grandes problemas.

Aquellos que tardan más en sentir el dulzor de la galleta, tienen, por el contrario, que tener más cuidado con la ingesta de alimentos que contengan carbohidratos.

El doctor Alexander van Tulleken explicó que la prueba puede ofrecer datos orientativos a quienes la hacen en su casa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook