Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Antonio Sempere

El Teleadicto

Antonio Sempere

La Sexta resiste

Antonio García Ferreras en el especial de laSexta Noticias.

Resistimos, insiste Antonio García Ferreras al final de Al rojo vivo, cada vez que va a dar paso a Helena Resano para que presente las noticias. Una frontera que cada vez se había hecho más difusa, por una parte, por la mixtura de contenidos entre ambos programas, y por otra, por el considerable retraso con que se iniciaba el informativo. Tengamos en cuenta que se anunciaba a las dos de la tarde y en estos momentos entra oficialmente a las dos y media. Ferreras, como la lava del volcán, se ha tragado literalmente media hora de televisión a la hora de máxima audiencia.

Por todos estos motivos, está muy bien que los directivos de La Sexta hayan decidido cambiar la imagen corporativa de sus informativos. Era justo y necesario. Los espectadores teníamos el derecho de saber en qué terreno nos encontrábamos. Si todavía en las postrimerías de Al rojo vivo, o de lleno en los territorios del desarrollo de las noticias presentadas por Helena Resano.

Detrás de todo esto está el batiburrillo generado por el espectáculo de la información. Prolongado a su vez por las mixturas entre dicha información y la opinión de los tertulianos. Agítense bien todos esos ingredientes y el resultante será La Sexta, la cadena de la televisión en directo, de la actualidad en tiempo real, con dos bloques de programas, los de humor y el resto. Por un lado, Aruser@s, Zapeando y El intermedio; por otro Al rojo vivo, Más vale tarde y La Sexta columna. En entregas semanales, El objetivo, Lo de Évole, Salvados (sólo 10) y La Roca. Gustarán más o menos. Pero al menos tienen una línea editorial y una coherencia. La que le falta por completo a TVE.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats