Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un repunte más

Unas 8.000 personas se manifiestan en Bruselas contra las medidas anticovid

Claudio, el quiosquero, mi quiosquero, alinea los periódicos sobre el mostrador siguiendo un criterio metódico. Cuando uno llega ocasionalmente por la derecha se echa a la cara una gaceta satírica. Quienes acuden por la izquierda se topan con un diario regionaL. Y si se acercan por en medio, alcanzan a ver los diarios más conspicuos de la prensa nacional y los tabloides deportivos más populares, dispuestos de tal forma que parecen estar en el sentido de mayor a menor difusión según el Estudio General de Medios.

Alrededor de las diez de la mañana, yo suelo ir a su quiosco a recoger el periódico, y cuando nos hemos saludado charlamos distendidamente acerca de los asuntos más transcendentales que han ido desparramándose la víspera sobre el papel impreso.

Hace unos días, iniciamos la conversación exponiendo nuestro punto de vista sobre el clima de malestar social que se vive de forma casi generalizada en todo el planeta. Y la acabamos refiriéndonos a las situaciones de conflictividad armada que asoman por distintos lugares.

Sobre esto último lo hicimos después de que se hubiera celebrado en Bruselas una reunión de los ministros de Defensa de la UE con el fin de tratar aspectos clave de la Política Común de Seguridad y Defensa.

-En ese asunto estamos en un momento delicado-dijo.

Y, además, repuntan los contagios de la pandemia en bastantes países.

Yo me abstuve de opinar y él continuó:

-La UE va a crear una fuerza de choque para actuar con la mayor rapidez donde convenga preservar la paz.

El vicepresidente de la Comisión y Alto Representante de la diplomacia europea, Josep Borrell, acaba de presentar a los ministros de Defensa y de Asuntos Exteriores de la UE el documento Brújula Estratégica, un compendio de planes militares cuyo objetivo primordial es, si procediera, poner en marcha a partir de 2025 acciones de intervención armada contando para ello con un contingente de 5.000 hombres y mujeres.

Pero es que, por otra parte, adelantándose a nosotros algunos países han constituido un bloque conocido como el AUKUS, ya que está formado por Australia, Reino Unido y EEUU, con el que se han propuesto oponerse a cualquier intento de provocación proveniente del espacio geopolítico Asia-Pacífico.

-Lo que nos faltaba en estos momentos a los seres humanos...-argüí yo.

Con la lucha aún abierta contra el virus por todos lados, que no acabará ni mucho menos pronto.

-Así es. A perro flaco,...

-Eso se parece mucho a lo que algunos han venido advirtiendo: que tal vez estemos a las puertas de un importante episodio bélico.

-Yo no creo que se llegue a tanto. Solo son escaramuzas para intimidar. Ningún país quiere poner en riesgo lo que ha alcanzado en términos de prosperidad porque haya ahora mismo en algunos sitios ciertas cuestiones que llaman la atención por la falta de tranquilidad.

De pronto, empezó a llover fuerte. Yo, que no había cogido el paraguas, me resguardaba bajo el toldo del quiosco.

-¿Cuánto va a durar este chaparrón?-le pregunté a Claudio.

-¡Quién sabe! Pero bienvenida sea esta agua.

-Desde luego. Sea bienvenida.

Apenas dicho eso, vino un cliente pertrechado con un gigantesco paraguas negro.

-Aunque pegue con ganas en este momento, por mucha agua que caiga no va a remediar ni un ápice la sequía-dijo el recién llegado mientras plegaba con apuros el artefacto protector.

-Esa es otra: las miserias a las que nos está arrastrando el cambio climático-añadí yo.

-O cómo nos está maltratando el precio de la luz-se sumó Claudio.

Furiosas, las gotas de lluvia retumbaban como timbales sobre nuestras cabezas medio calvas.

-Este de la lluvia es otro repunte más-ironizó el hombre del paraguas y luego remachó:

-El repunte de la incidencia del virus; el repunte de la inflación; el repunte de los precios de todo...

Ya digo, este temporal es un repunte más.

Y después de pagarle a Claudio el paquete de tabaco y una revista de Historia, salió echando chispas del quiosco sin despedirse de nosotros.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats