Lunes, 21 Octubre 2019
Rutas y excursiones

Parque Natural El Montgó: La Cova de l'Aigua y el Racó del Bou

1 voto

Alicante - Alicante
Ruta amarilla: La Cova de l'Aigua y el Racó del Bou Distancia:3.5 Km. Duración estimada: 3 h. 30 min.  Dificultad: media No apta para realizar [..]

Ruta amarilla: La Cova de l'Aigua y el Racó del Bou

Distancia:3.5 Km.
Duración estimada: 3 h. 30 min. 
Dificultad: media
No apta para realizar en bicicleta.

 

Se inicia la ruta en la ermita que se construyó en los años 80, junto a la caseta del Pare Pere (S. XVII), curioso refugio donde el celebre personaje de Denia se retiraba a rezar, y donde podemos contemplar la historia de este franciscano, representada en cerámica valenciana. A pocos metros de esta, empieza el camino de la colonia, hay una cadena que impide el acceso al parque de vehículos motorizados, y desde aquí comenzaremos la tranquila ascensión por esta cómoda pista.

El camino serpentea atravesando la hoy abandonada colonia agrícola del Montgó, que en el primer tercio del siglo XX se destinó a la producción de uva moscatel. La zona ha sido afectada por varios incendios cuyas huellas se aprecian a lo largo de toda la ruta, aunque también observamos el empecinamiento de la naturaleza por recuperarse frente a estas agresiones: lentiscos (Pistacia lentiscus) ,coscojas (Quercus coccifera) ,estepas (Cistus sp.), zarzaparrillas (Smilax aspera), espliego dentado (Lavandula dentata), orquídeas de varios géneros...etc. , todas ellas especies típicas del matorral mediterráneo, se afanan por recuperar la cubierta vegetal de la zona.

Llegaremos a una bifurcación de esta pista y tomamos el camino de la izquierda, hacia el este. Aproximadamente a 200 m., parte una estrecha senda a la derecha que asciende hasta el pie de los paredones de esta cara Norte del Montgó. En esta zona, de ambiente bastante húmedo y fresco, excepto en los meses estivales, es frecuente la presencia de helechos como el polipodio (Polipodium cambricum), o plantas como el rusco (Ruscus aculeatus), y otras muchas típicas de las zonas humedas de las montañas mediterráneas; destaca la vegetación rupícola de carácter endémico como la "herba santa" (Carduncellus dianius), el "desferracavalls" (Hipocrepis valentina) o la escabiosa de roca (Scabiosa saxatilis),entre otras. No debemos olvidar que nos encontramos en una microrreserva de flora, y que muchas de estas plantas que nos rodean están estrictamente protegidas.

Conforme ascendemos, el paisaje se hace más impresionante, y podremos abarcar con la vista, todo el golfo de Valencia, las montañas de la Safor, Cullera, el Mar Mediterraneo y, en días claros la Isla de Ibiza, al este en el horizonte.

Una vez alcanzada la base de los paredones, para llegar a la Cova de l'aigua tendremos que tomar la bifurcación de la senda que va hacia el este, y llegamos a unas empinadas escaleras que nos conducirán a la cueva, antes de entrar en esta, encontraremos una inscripción romana incisa en la roca datada en el 238 a. C, y que esta protegida por una reja metálica. Un poco más arriba, siguiendo las escaleras, se entra en la cueva que recoge en su interior el agua de lluvia filtrada por la roca caliza que forma el Montgó; el agua es retenida por un estrato de arcillas margosas impermeables. En tiempos pasados esta pequeña cueva se acondicionó para hacerla servir como depósito de agua, que después se aprovechaba canalizándola para el consumo humano, e incluso para regar pequeñas huertas a los pies del Montgó.

Volviendo sobre nuestros pasos y siguiendo siempre las bifurcaciónes de la senda en dirección oeste, recorreremos la parte más frondosa de la umbría del Montgó, y podremos ver algunas de las especies más escasas del parque como fresnos de flor (Fraxinus ornus), durillos (Viburnum tinus) o cornicabras (Pistacia terrebintus). Poco a poco iremos descendiendo hasta el Racó del Bou o de l'ull de Bou, así llamado por la forma que tienen los paredones desde este punto, donde volveremos a tomar el camino de la colonia que nos devolverá a la ermita del pare Pere.

Galería de fotos

Mapa

Actualidad

Altea, una de las joyas de la Costa Blanca

La Plaza de la Iglesia es el corazón de la localidad, un auténtico centro de ocio y de cultura

La cala Baladrar en Benissa, una de las preferidas de la provincia de Alicante

Este paradisíaco paraje se caracteriza por sus aguas limpias y turquesas para disfrutar haciendo snorkel

Rutas para refrescarse este verano en la Comunidad Valenciana

Descubre numerosas escapadas que combinan el agua con parajes de gran belleza

Belchite, una ciudad abandonada con mucha misterio.

Los diez mejores lugares de España para vivir Halloween

Destinos divertidos en los que envolverse en misterio en los días cercanos a Todos los Santos

Encuentra los eventos de

Sugerencias...

Deja tu comentario
Caminando sobre el lomo de la tortuga gigante Pese a no superar los 1.000 metros, el Montgó [..]
Deja tu comentario
Alicante esconde un secreto en su corazón; el barrio de Santa Cruz. En esta ruta visitaremos [..]