Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Díaz enmienda la plana a Calviño y reivindica el cambio urgente del modelo de financiación

La ministra de Trabajo defiende que acabar con la infrafinanciación es un asunto de «máximo interés» y se ofrece como «aliada» a la Generalitat - Mónica Oltra abre la puerta a una posible gran confluencia de izquierdas para las generales

La vicepresidenta segunda del Consell, Mónica Oltra, y la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ayer, en València. | BIEL ALIÑO / EFE

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, le enmendó este lunes la plana a la vicepresidenta primera y titular de Economía, la socialista Nadia Calviño, al afirmar que la Comunidad Valenciana es la peor financiada de España y que ese es un problema acuciante que «debe ser resuelto». Unas aseveraciones mucho más contundentes que las de su compañera en el Consejo de Ministros, que la semana pasada, en su visita a València, señalaba que la prioridad es aprobar los presupuestos generales y que el problema del modelo de financiación se resolverá en unos años.

El firme posicionamiento de Yolanda Díaz en defensa de los intereses de la Comunidad Valenciana, al admitir sin ambigüedades el agravio en la inyección de fondos del Estado, se produjo, además, por partida doble. Primero, en Alicante, durante una visita a Casa Mediterráneo en la que anunció que la capital provincial albergará la reunión de ministras y ministros de Trabajo del Foro del Mediterráneo Occidental. Después, en València, donde compareció acompañada de la vicepresidenta segunda del Consell, Mónica Oltra, y recalcó, otra vez más, que la Comunidad es la peor financiada del país y apuntó la urgencia de acabar con este agravio, algo que calificó como «un asunto de máximo interés». A ese respecto, Díaz aseguró públicamente que la Generalitat encontrará en ella a «una aliada para defender una financiación que ha de ser justa».

La ministra Díaz y la consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas evidenciaron ayer altas dosis de complicidad durante su comparecencia conjunta. De hecho, la número tres del Ejecutivo central se deshizo en elogios hacia las políticas impulsadas por el Botànic, haciendo especial hincapié en su agenda social y en el perfil de Oltra, a la que definió como todo un referente «femenino y feminista» en política. A nadie se le escapa que los guiños mutuos se producen en un momento significativo, cuando la que estaba llamada a ser candidata de Unidas Podemos en las próximas elecciones generales ha aparcado su posible paso al frente para «levantar un proyecto de país» que agrupe a diferentes formaciones de izquierda. Y, en ese puzzle, Compromís podría ser una de las piezas destacadas. Tanto es así que ninguna de las dos negó la posibilidad de ese extremo. Todo lo contrario. Evidenciaron una gran sintonía.

La ministra destacó que en estos momentos está en proceso de escucha entre agrupaciones de izquierda y sociedad civil con tal de confeccionar «un nuevo contrato social» que «hay que hacer a muchas manos». Todo ello a través de un proceso «en el que la centralidad no somos las personas públicas, los políticos, sino que será esa sociedad civil que está dispuesta a delinear el país que queremos en el siglo XXI». Oltra se mostró receptiva con este proceso, aunque señaló que hay centrarse primero en el qué, que es «lo más importante», para luego abordar «el cómo y, por último, el quién».

Horas antes, en Alicante, y tras mantener una reunión de trabajo con el presidente, Ximo Puig, la ministra destacó que la reforma del sistema de financiación «es uno de los problemas más acuciantes que tiene la Comunidad Valenciana y globalmente nuestro país», y que se debe abordar, de manera que el reparto de fondos sea justo.

Necesidades sociales

La vicepresidenta, en concreto, resaltó que el nuevo modelo debe tener en cuenta «las realidades de lo que aporta la Comunidad en términos económicos, de PIB y de población, así como de necesidades sociales». Para Yolanda Díaz, un nuevo sistema de financiación «sería un paso para mejorar la calidad de vida en el conjunto del país», y, en este sentido, añadió que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, «está trabajando en ello».

La infrafinanciación que sufre el territorio autonómico fue sin duda uno de los asuntos que marcó la visita de la vicepresidenta segunda del Gobierno central durante la agenda intensa que mantuvo en las dos provincias este lunes. Su defensa sobre este asunto crucial para los intereses de la Comunidad se produce, además, en un momento clave en el que todos los partidos políticos de las Cortes Valencianas (excepto Vox), patronal y sindicatos han acordado intensificar las acciones reivindicativas para posicionar este asunto en la agenda nacional. Entre los acuerdos figura realizar manifestaciones en las tres provincias el próximo 20 de noviembre bajo el paraguas de la Plataforma por una Financiación Justa.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats